Un rehén adolescente relata la terrible experiencia bajo el cautiverio de Hamás

Una joven israelí, Agam Goldstein-Almog, comparte su desgarradora experiencia al ser rehén de Hamás con su familia. Durante su cautiverio, ella temió la posibilidad de violación, tortura e incluso la muerte. A pesar de este horror inimaginable, Agam y su familia finalmente fueron liberados después de soportar casi dos meses de cautiverio.

En el momento en que entraron en la ciudad de Gaza, la sombría anticipación de Agam se hizo evidente cuando le expresó sus temores más profundos a su madre. Estaba constantemente preocupada por su seguridad, preguntándose si sobreviviría hasta su próximo cumpleaños número 18. En cautiverio, Agam se aferró a la esperanza de reunirse con su padre y su hermana, quienes trágicamente perdieron la vida en un ataque terrorista mientras protegían a su familia.

En lugar de reunirse alegremente con su padre en silla de ruedas, recibieron la devastadora noticia de que él y su hermana habían sido brutalmente asesinados. Agam confió en la comunicación no verbal con su madre para transmitir su dolor compartido, ya que no había palabras capaces de expresar la conmoción y el dolor que sentían. En lo más profundo de su trauma, encontraron consuelo en la presencia del otro, comprendiendo la agonía indescriptible que ambos soportaron.

Agam recuerda vívidamente el terror que experimentó durante las noches, temiendo no sólo a los terroristas sino también a los ataques aéreos israelíes que ocurrían con frecuencia. A medida que los bombardeos se intensificaron, su miedo creció, sumándose al ya profundo trauma del cautiverio.

El período de cautiverio tuvo un impacto profundo y duradero en Agam. Ella admite que eso la cambió para peor, privándola de una sensación de seguridad e inculcándole un miedo, ansiedad, confusión e impotencia profundos. Su perspectiva sobre la vida y sus valores ha sufrido un profundo cambio. Ella reconoce que los valores de su vida siempre fueron diferentes a los de los terroristas, pero esta experiencia traumática ha alterado aún más su percepción del mundo.

Aunque Agam reconoce la fuerza de quienes continúan con sus vidas, no puede escapar de la sensación de que los 71 días de cautiverio se funden en un día largo y continuo. Ella lleva el peso de aquellos que siguen encarcelados y en peligro, implorando su rescate.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES:

1. ¿Quién es Agam Goldstein-Almog?

Agam Goldstein-Almog es una joven israelí de 17 años que, junto con su familia, fue rehén de Hamás durante casi dos meses. Fue testigo del asesinato de su padre y su hermana durante un ataque terrorista.

2. ¿Cuánto tiempo estuvieron cautivos?

Estuvieron cautivos durante 71 días antes de ser liberados.

3. ¿Cuáles eran los temores de Agam durante el cautiverio?

Agam temía que sus captores lo violaran, lo torturaran y lo mataran. También experimentó un miedo intenso durante los ataques aéreos israelíes.

Fuentes:
– The Jerusalem Post: (www.jpost.com)
– REUTERS: (www.reuters.com)
– AFP vía Getty Images: (www.gettyimages.com)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *