La Corte Suprema de Israel rechaza la renovación judicial de Netanyahu y plantea preocupaciones constitucionales

La Corte Suprema de Israel tomó una decisión histórica al revocar la controvertida ley del Primer Ministro Benjamín Netanyahu que pretendía restringir la autoridad de la corte sobre las decisiones gubernamentales. La ley, que provocó protestas generalizadas y enfrentó críticas internacionales, fue parte de los esfuerzos de Netanyahu para reformar el sistema judicial. Sin embargo, este fallo plantea ahora una potencial crisis constitucional y de liderazgo para el país.

La enmienda aprobada por el gobierno de extrema derecha de Netanyahu en julio buscaba limitar el poder de la Corte Suprema de Israel para vetar las decisiones de los ministros del gobierno que los jueces consideraran “irrazonables”. Esta medida encontró una fuerte oposición, y muchos expresaron su preocupación por el posible aumento del autoritarismo y las amenazas a los cimientos democráticos de Israel.

En una ajustada decisión de 8 a 7, el tribunal superior declaró inconstitucional la ley y pidió su derogación. Si el gobierno de Netanyahu decide ignorar esta decisión, la nación podría enfrentar una crisis constitucional, especialmente porque se produce pocos meses después de que el país se uniera durante la guerra entre Israel y Gaza.

El plan de reforma propuesto, que fue presentado por primera vez por la coalición de Netanyahu en enero, desencadenó un año de malestar social y enfrentó una importante oposición de militares y altos funcionarios de seguridad. Los partidarios argumentaron que era necesario contrarrestar una Corte Suprema activista dirigida por un grupo selecto de jueces, mientras que los opositores temían que llevaría a una mayor consolidación del poder por parte de los partidarios de extrema derecha y ultraortodoxos de Netanyahu.

Semanalmente se llevaron a cabo protestas contra la ley y atrajeron a cientos de miles de participantes. Incluso los pilotos y soldados militares amenazaron con no cumplir con su deber voluntario si el gobierno no reconsideraba sus planes. La disidencia contra la ley fue tan fuerte que Netanyahu tuvo que destituir a su ministro de Defensa, Yoav Gallant, después de que éste se pronunciara en contra del plan, citando posibles riesgos para la seguridad si los reservistas se negaban a participar. Posteriormente, Gallant fue reinstalado.

Esta decisión de la Corte Suprema de Israel tiene implicaciones tanto nacionales como internacionales. Reafirma el papel de la corte como protector de los derechos de los ciudadanos, pero también resalta la tensión actual entre los poderes judicial y ejecutivo del gobierno. Queda por ver cómo responderá el gobierno de Netanyahu a este fallo y si cumplirá con la decisión del tribunal.

Preguntas frecuentes

¿Cuál fue el propósito de la ley de reforma judicial de Netanyahu?
– La ley de Netanyahu tenía como objetivo limitar el poder de la Corte Suprema de Israel sobre las decisiones gubernamentales.

¿Por qué la ley fue controvertida?
– La ley enfrentó protestas generalizadas y condena internacional debido a preocupaciones sobre un posible autoritarismo y amenazas a los cimientos democráticos de Israel.

¿Qué pedía el fallo de la Corte Suprema?
– El fallo del tribunal superior pidió la derogación de la ley inconstitucional.

¿Qué podría pasar si el gobierno se niega a cumplir el fallo?
– Si el gobierno de Netanyahu se niega a cumplir el fallo, podría provocar una crisis constitucional en Israel.

Fuentes:
– The Washington Post: (URL del artículo fuente)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *