Kinder Morgan aprovecha sólidos fundamentos para lograr un impresionante crecimiento del precio de las acciones a pesar de la desaceleración del mercado

Los accionistas de Kinder Morgan Inc. (NYSE: KMI) han sido testigos de un aumento significativo en el precio de las acciones durante los últimos tres años, superando el rendimiento promedio del mercado por un amplio margen. A pesar de las recientes fluctuaciones del mercado, que resultaron en un aumento más modesto del precio de las acciones para los inversores, los fundamentos de la empresa se han mantenido sólidos.

El sentimiento del mercado no siempre refleja con precisión el desempeño subyacente de una empresa. Al analizar la relación entre el precio de las acciones de una empresa y sus ganancias por acción (BPA) a lo largo del tiempo, podemos medir los cambios en el sentimiento del mercado. El crecimiento compuesto de las ganancias por acción de Kinder Morgan del 183% anual durante los últimos tres años demuestra un desempeño impresionante. Sin embargo, vale la pena señalar que el aumento promedio anual del precio de las acciones del 9% va por detrás del importante crecimiento de las EPS, lo que lleva a la conclusión de que el mercado puede haberse vuelto menos entusiasta con respecto a las acciones.

Otro factor a considerar al evaluar el potencial de rentabilidad a largo plazo para los accionistas de una empresa es la remuneración del director ejecutivo. En el caso de Kinder Morgan, el director ejecutivo recibe una remuneración inferior a la media de la industria, lo que indica un enfoque en mejorar las ganancias en lugar de una remuneración excesiva a los ejecutivos.

Además, los dividendos desempeñan un papel crucial a la hora de determinar el rendimiento total para los accionistas (TSR) de una acción. En el caso de Kinder Morgan, su TSR de los últimos tres años se sitúa en un impresionante 55%, superando por sí solo la rentabilidad del precio de las acciones. Esto se debe principalmente a los generosos pagos de dividendos de la empresa, que han contribuido significativamente a la rentabilidad general.

Si bien Kinder Morgan logró un TSR del 4,2% en los últimos doce meses, ligeramente por debajo del promedio del mercado, sus rendimientos a largo plazo de aproximadamente el 10% anual durante los últimos cinco años indican un sólido desempeño. Esto sugiere que el negocio de la empresa sigue prosperando a pesar de la desaceleración del aumento del precio de las acciones.

Si bien es importante considerar las condiciones del mercado, es igualmente crucial evaluar otros factores clave, como los riesgos potenciales. Cada empresa tiene su parte de riesgos y es importante que los inversores sean conscientes de ellos. En el caso de Kinder Morgan, se han identificado tres señales de advertencia, una de las cuales merece especial atención. Sin embargo, un análisis exhaustivo debe considerar todos los factores relevantes antes de tomar cualquier decisión de inversión.

Los inversores que busquen acciones de crecimiento más allá de Kinder Morgan pueden encontrar valor al explorar nuestra colección seleccionada de acciones de crecimiento.

Tenga en cuenta que los rendimientos del mercado mencionados en este artículo reflejan los rendimientos promedio de las acciones negociadas en las bolsas estadounidenses. No dude en comunicarse con nosotros directamente si tiene algún comentario o inquietud sobre este artículo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *