El levantamiento civil de Sudán contra las poderosas RSF

En medio de los conflictos en curso en Sudán, los civiles están tomando las armas para protegerse contra las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), un grupo paramilitar respaldado por los Emiratos Árabes Unidos. Las RSF han ganado un poder significativo en Sudán, superando incluso al ejército nacional. Las Fuerzas Armadas Sudanesas (SAF) recientemente llamaron a los jóvenes a alistarse, lo que generó una afluencia de nuevos reclutas que tienen poco o ningún entrenamiento militar.

Estos jóvenes, motivados por el miedo a los ataques de RSF contra sus ciudades y la posibilidad de saqueos y violencia sexual, se están armando para defender sus grupos étnicos y sus países de origen. Consideran a las RSF como invasores y ocupantes, compuestos principalmente por combatientes tribales nómadas de la abandonada provincia de Darfur.

Los esfuerzos de reclutamiento no están dirigidos únicamente por el ejército sino también por los propios civiles. Algunos consideran que esta movilización es irresponsable, ya que el movimiento político islámico de Sudán suele utilizar reclutas sin experiencia como carne de cañón. El movimiento busca movilizarse en áreas fuera del control de las RSF, poniendo a estos jóvenes en riesgo de ser las primeras víctimas en las batallas.

Además, estas tensiones étnicas han dado lugar a acusaciones de espionaje basadas en afiliaciones tribales y etnicidad. Los jóvenes de tribus árabes y no árabes del estado de Río Nilo, que fueron desplazados por milicias tribales árabes respaldadas por el Estado y que más tarde se convirtieron en RSF, ahora son blanco de ataques y maltratos. La incitación a la violencia étnica ha dado lugar a detenciones, torturas y asesinatos tanto por parte de militares como de civiles que portaban armas.

La situación se complica aún más por el hecho de que personas vulnerables de las provincias de Darfur y Kordofán pueden verse obligadas a buscar protección de las RSF, ya que unirse a sus filas parece ser la única manera de evitar la tortura y los abusos por parte de otras facciones alineadas con las SAF.

Si bien algunos activistas abogan por el fin de la guerra e instan a los jóvenes a no luchar, sus esfuerzos han tenido un éxito limitado hasta ahora. Los abusos de las RSF en Wad Madani no han hecho más que alimentar los llamamientos a la movilización mientras cientos de miles de personas huyen de la ciudad para escapar de la violencia y los saqueos.

La situación en Sudán sigue siendo volátil y los jóvenes civiles se ven empujados a un conflicto para el que no están preparados. A medida que las RSF ganan poder y las SAF tropiezan, la esperanza de una resolución pacífica se vuelve cada vez más incierta.

Preguntas más frecuentes

1. ¿Quiénes son las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF)?

Las RSF son un grupo paramilitar de Sudán compuesto principalmente por combatientes tribales nómadas de la provincia de Darfur. Las RSF han ganado un poder significativo y cuentan con el respaldo de los Emiratos Árabes Unidos.

2. ¿Por qué se están armando los civiles sudaneses?

Los civiles sudaneses se están armando por temor a ataques de RSF contra sus ciudades, saqueos y posible violencia sexual. Consideran a las RSF como invasores y ocupantes.

3. ¿Cuál es el papel de las Fuerzas Armadas Sudanesas (FAS) en este conflicto?

Las Fuerzas Armadas del Sudán llamaron a los jóvenes a alistarse, lo que provocó una afluencia de nuevos reclutas con poco o ningún entrenamiento militar. Sin embargo, las SAF están luchando por combatir eficazmente a las RSF y los civiles están tomando el asunto en sus propias manos.

4. ¿Cuál es el impacto de las tensiones étnicas en este conflicto?

Las tensiones étnicas han llevado a que los hombres jóvenes sean atacados y maltratados basándose en sus afiliaciones tribales y su origen étnico. Las acusaciones de espionaje han dado lugar a detenciones, torturas y asesinatos tanto por parte de militares como de civiles que portaban armas.

5. ¿Cuáles son los desafíos que enfrentan los jóvenes reclutas en este conflicto?

Los jóvenes reclutas sin experiencia corren un alto riesgo de ser utilizados como carne de cañón por el movimiento político islámico de Sudán. Tienen poca experiencia militar o de combate, y su falta de entrenamiento los hace vulnerables en la batalla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *