Descubriendo los antiguos tesoros de Bennu

La misión OSIRIS-REx de la NASA es un viaje incomparable a las profundidades de nuestros orígenes celestiales. En 2020, la misión recolectó con éxito una muestra del enigmático asteroide Bennu, lo que representa un momento crucial en la exploración espacial. Recientemente, después de enfrentar desafíos imprevistos, los técnicos del Centro Espacial Johnson finalmente lograron abrir el recipiente que contenía la carga útil tan esperada.

Dentro de este contenedor sellado se encuentra una impresionante colección de material de los albores de nuestro sistema solar. OSIRIS-REx tenía como objetivo adquirir al menos 60 gramos de material prístino de Bennu, un asteroide que se ha mantenido notablemente inalterado desde la formación de nuestra vecindad cósmica. Incluso antes de revelar los secretos dentro del recipiente, la NASA logró recolectar 70 gramos adicionales de polvo de asteroide del exterior del Mecanismo de Adquisición de Muestras Touch-and-Go (TAGSAM), un logro impresionante.

Sin embargo, el proceso de apertura del contenedor resultó más complicado de lo previsto. Sellados con 35 sujetadores, dos de ellos resistieron las herramientas aprobadas destinadas a desbloquear sus misterios. En respuesta, la NASA diseñó ingeniosamente herramientas personalizadas para aflojar de forma segura los tornillos rebeldes desde el interior de una guantera sellada. Con estas herramientas innovadoras, finalmente se logró el éxito y nos esperaba la tentadora visión del corazón de Bennu.

Aunque la muestra permanece dentro del contenedor, las tareas de extracción y pesaje comenzarán en las próximas semanas. No obstante, una extraordinaria imagen de 100 megapíxeles, meticulosamente capturada por el equipo de Visualización y Imagen Avanzada de Astromateriales (AIVA), ofrece una representación de alta resolución de los notables fragmentos de Bennu. Esta vívida imagen, disponible para descargar en el sitio web de la NASA, revela detalles intrincados de cada partícula de regolito, aclarando la composición de este fascinante viajero espacial.

Como algunos de los fragmentos de Bennu ya han llegado a laboratorios de todo el mundo, la NASA tiene la intención de distribuir más muestras después de un procesamiento exhaustivo. Además, una parte sustancial se almacenará diligentemente para las generaciones futuras de científicos, lo que garantizará que las tecnologías en evolución puedan revelar más misterios celestiales ocultos dentro de estos antiguos restos. Si bien el verdadero alcance del valor de este tesoro escondido sigue siendo incierto, su importancia sin duda crecerá con el tiempo y los avances en la comprensión científica.

En particular, el triunfo de la misión OSIRIS-REx allana el camino hacia nuevos horizontes a medida que la sonda, ahora bautizada como OSIRIS-APEX, se embarca en otra misión extraordinaria. Destinada a encontrarse con el asteroide cercano a la Tierra Apophis en la próxima década, la nave espacial ofrecerá un examen de cerca de este cuerpo celeste potencialmente peligroso. Aunque la recolección de muestras puede no estar en la agenda, los conocimientos adquiridos al estudiar Apophis sin duda ampliarán nuestro conocimiento del cosmos y contribuirán a salvaguardar nuestro planeta de posibles amenazas astronómicas.

La misión OSIRIS-REx encapsula el espíritu de exploración científica y perseverancia, impulsándonos a desentrañar los enigmas de nuestros orígenes cósmicos. Con cada nuevo descubrimiento y cada esfuerzo innovador, la humanidad se acerca a desbloquear los secretos del universo, ampliando para siempre las profundidades de nuestra comprensión.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES:

1. ¿Qué es la misión OSIRIS-REx?
La misión OSIRIS-REx es una misión de la NASA que tiene como objetivo recolectar una muestra del asteroide Bennu.

2. ¿Cuándo la misión recolectó exitosamente una muestra?
La misión recogió con éxito una muestra de Bennu en 2020.

3. ¿Cuánto material pretendía la misión adquirir de Bennu?
La misión tenía como objetivo adquirir al menos 60 gramos de material prístino de Bennu.

4. ¿Cuánto polvo de asteroide adicional recogió la NASA del exterior de TAGSAM?
La NASA logró recolectar 70 gramos adicionales de polvo de asteroide del exterior de TAGSAM.

5. ¿Por qué fue difícil abrir el contenedor?
Abrir el contenedor fue un desafío porque dos de los sujetadores resistieron las herramientas aprobadas, lo que requirió que la NASA diseñara herramientas personalizadas.

6. ¿Qué muestra la imagen de alta resolución capturada por el equipo de AIVA?
La imagen de alta resolución muestra detalles intrincados de cada partícula de regolito en Bennu, revelando su composición.

7. ¿Se distribuirá la muestra a los laboratorios?
Sí, parte de la muestra se distribuirá a laboratorios de todo el mundo después de un procesamiento exhaustivo.

8. ¿Se almacenará una parte de la muestra para futuras generaciones de científicos?
Sí, una parte sustancial de la muestra se almacenará para futuras generaciones de científicos.

9. ¿Cómo se llama la nave espacial de la próxima misión?
La nave espacial de la próxima misión se llama OSIRIS-APEX.

10. ¿En qué se centrará la misión OSIRIS-APEX?
La misión OSIRIS-APEX se centrará en estudiar el asteroide Apophis, cercano a la Tierra.

Definiciones:

– Asteroide: pequeño cuerpo rocoso que orbita alrededor del Sol, normalmente en el interior del Sistema Solar.
– Regolito: Capa de material suelto y heterogéneo que recubre la roca sólida de un cuerpo celeste.
– Rendezvous: Un encuentro o encuentro, especialmente uno concertado entre dos naves espaciales en el espacio.
– Celeste: Relativo al cielo o al espacio exterior.
– Proximidad: Cercanía en el espacio o en el tiempo.
– Enigma: Persona o cosa misteriosa o desconcertante.

Enlaces relacionados:
– Sitio web de la NASA
– Defensa Planetaria de la NASA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *