La NASA ofrece financiación adicional a los desarrolladores de estaciones espaciales privadas

La NASA está brindando mayor apoyo financiero a los desarrolladores de estaciones espaciales privadas a medida que la Estación Espacial Internacional (ISS) se acerca a su retiro en 2030. Con el objetivo de encontrar alternativas a la ISS, la agencia ha comprometido aproximadamente 100 millones de dólares a Blue Origin y Voyager Space para el desarrollo de Orbital Reef y Skylab, respectivamente.

En su declaración oficial, la NASA reveló que Blue Origin recibirá 42 millones de dólares adicionales en financiación, elevando su total a 217,5 millones de dólares, mientras que Starlab recibió 57,5 ​​millones de dólares.

Blue Origin está colaborando con Sierra Space, Boeing, Amazon, Redwire y otras empresas para la construcción de Orbital Reef. Ubicados en la órbita terrestre baja (LEO) a una altitud de aproximadamente 400 km, se espera que los primeros módulos de Orbital Reef se lancen después de 2025.

Estas estaciones espaciales privadas servirán para garantizar la presencia humana en LEO y realizar experimentos que contribuirán a futuras misiones a Marte y más allá. Para abordar esta necesidad, la NASA introdujo el programa Destinos Comerciales en Órbita Terrestre Baja (CLD), que implica la adjudicación de contratos a empresas privadas para desarrollar hábitats espaciales.

Angela Hart, gerente del Programa de Desarrollo Comercial de Órbita Terrestre Baja del Centro Espacial Johnson de la NASA, afirmó que la agencia se dedica a colaborar con la industria para tener una o más estaciones en órbita, promoviendo la competencia, la reducción de costos y atendiendo la demanda de NASA y otros clientes.

Vale la pena señalar que se realizaron cambios en los contratos del programa a medida que los fondos fueron redirigidos desde Northrop Grumman. Inicialmente, Northrop Grumman había recibido financiación de la NASA para construir una estación espacial independiente, pero se retiró del acuerdo y ahora contribuirá al proyecto Voyager junto con sus socios Nanoracks y Lockheed Martin.

Resumen:

La NASA ha proporcionado financiación adicional a los desarrolladores de estaciones espaciales privadas, incluidos Blue Origin y Voyager Space, como parte de un esfuerzo por encontrar alternativas a la Estación Espacial Internacional (ISS) en retirada para 2030. Con un compromiso de alrededor de 100 millones de dólares, estas estaciones espaciales privadas , como Orbital Reef y Skylab, apoyarán la presencia humana en la órbita terrestre baja (LEO) y ayudarán en futuras misiones a Marte y más allá. La financiación tiene como objetivo promover la competencia, reducir costos y satisfacer las demandas de la NASA y otros clientes. Se realizaron cambios en los contratos del programa a medida que los fondos fueron redirigidos desde Northrop Grumman, quien ahora colaborará con Voyager junto con Nanoracks y Lockheed Martin.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES:

P: ¿Qué desarrolladores de estaciones espaciales privadas recibieron financiación adicional de la NASA?

R: Blue Origin y Voyager Space recibieron financiación adicional.

P: ¿Cuáles son los nombres de las estaciones espaciales privadas que se están desarrollando?

R: Las estaciones espaciales privadas se llaman Orbital Reef y Skylab.

P: ¿Cuál es el propósito de estas estaciones espaciales privadas?

R: Las estaciones espaciales privadas garantizarán la presencia humana en la órbita terrestre baja (LEO) y realizarán experimentos para apoyar futuras misiones a Marte y más allá.

P: ¿Cómo apoya la NASA el desarrollo de estas estaciones espaciales privadas?

R: La NASA ha comprometido fondos para empresas privadas a través del programa de Destinos Comerciales en Órbita Terrestre Baja (CLD).

P: ¿Qué cambios se hicieron en los contratos del programa?

R: Los contratos se modificaron a medida que la financiación se redirigió de Northrop Grumman a otros proyectos, como la Voyager.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *