La escasez de alimentos en Gaza continúa empeorando, obstaculizando los esfuerzos de ayuda humanitaria

A pesar de la actual crisis de hambre en Gaza, la entrega de ayuda alimentaria a sus residentes ha demostrado ser un gran desafío. Las familias que reciben ayuda a menudo reciben raciones escasas, como un par de galletas y una lata de frijoles, o se ven obligadas a recurrir a la compra de artículos donados que se distribuirán de forma gratuita. Esta grave situación ha sido clasificada como “niveles catastróficos de inseguridad alimentaria aguda” por la Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria (CIP).

El consejo de seguridad de las Naciones Unidas aprobó recientemente una resolución que respalda un aumento de la asistencia humanitaria para Gaza. Sin embargo, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha destacado que la distribución de la ayuda se está viendo obstaculizada por la forma en que Israel está llevando a cabo su ofensiva en la región.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) también ha expresado la creciente dificultad para llegar a la gente debido a la intensificación de los combates. Con los suministros de alimentos cada vez más escasos y caros y con la dificultad de conseguir combustible para cocinar, la situación es particularmente grave en el norte de Gaza. En esta zona, aproximadamente el 90% de la población ha pasado un día y una noche completos sin comer.

Los residentes de Gaza han recurrido a las redes sociales para expresar su frustración por la falta de suministros y el aumento de los precios. Muchos informan que la situación ha empeorado desde la pausa temporal de los combates en noviembre pasado. Se han vuelto virales videos y publicaciones que muestran magros paquetes de ayuda que consisten en solo unos pocos artículos, ejemplificando las terribles circunstancias que enfrentan las familias.

Una residente de Gaza, Maya al-Khadr, compartió un video en Snapchat que muestra una caja de queso y ocho galletas de dátiles que su familia había recibido. Desafortunadamente, se espera que estas raciones sean suficientes para un día entero y sirvan como desayuno, almuerzo y cena. Otros informes destacan la escasez de suministros de alimentos en los mercados, y de todos modos se venden artículos marcados como “no para la venta”.

La limitada disponibilidad de alimentos en Gaza es resultado del actual asedio impuesto por Israel desde los ataques de Hamás en octubre. Sólo una pequeña cantidad de ayuda humanitaria ha podido entrar en Gaza a través del paso fronterizo con Egipto.

Las consecuencias son graves para familias como la de Dina Safi, que han sido desplazadas del centro de Gaza debido a las intensas operaciones israelíes. Safi afirmó que a pesar de tener dinero, no ha podido encontrar suficiente comida para comer. Además, los precios de los suministros esenciales han aumentado significativamente. Destacó la venta en el mercado de latas de atún marcadas como “no a la venta” y “regalo del pueblo de Japón – Programa Mundial de Alimentos”.

Si bien la ayuda parece entregarse principalmente a los refugios de evacuación, muchas personas desplazadas, como la familia de Safi, viven en otros lugares. Esto exacerba aún más las dificultades que enfrentan quienes reciben menos ayuda o ninguna. Algunos residentes acusan a las autoridades de distribución injusta, señalando que la ayuda a menudo la reciben organizaciones afiliadas a Hamás, mientras que muchos otros no reciben nada.

La falta de una distribución adecuada de la ayuda ha contribuido al saqueo y la frustración entre la población de Gaza. Algunas personas han recurrido a comprar ayuda, mientras que otras han salido a las calles en un intento de robar camiones de ayuda.

A pesar de los esfuerzos del Programa Mundial de Alimentos para entregar ayuda, el suministro actual está muy por debajo de las necesidades de la población. La agencia ha logrado llegar a 760.000 personas en las últimas dos semanas, proporcionándoles galletas enriquecidas, paquetes de alimentos y harina de trigo. Sin embargo, debido a la insuficiencia de suministros de alimentos, el acceso limitado al combustible y a las comunicaciones, y los continuos problemas de seguridad, el PMA enfrenta importantes obstáculos para cumplir su misión.

Preguntas frecuentes (FAQ)

  • P: ¿Cuál es el estado actual de inseguridad alimentaria en Gaza?
  • R: Según la Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria (IPC), toda la población de Gaza está experimentando “niveles catastróficos de inseguridad alimentaria aguda”.
  • P: ¿Por qué es un desafío la entrega de ayuda humanitaria a Gaza?
  • RESPUESTA: La actual ofensiva llevada a cabo por Israel en la región ha creado obstáculos importantes a la distribución de la ayuda.
  • P: ¿Cómo se han utilizado las redes sociales para resaltar la escasez de alimentos en Gaza?
  • R: Muchos residentes de Gaza han recurrido a las redes sociales para compartir videos y publicaciones que muestran la ayuda limitada que reciben, como cajas de queso y galletas de dátiles.
  • P: ¿Cuál ha sido el impacto del asedio impuesto por Israel sobre el suministro de alimentos en Gaza?
  • R: El asedio ha limitado gravemente el suministro de alimentos, ya que sólo una cantidad mínima de ayuda humanitaria ha podido entrar a Gaza a través del cruce fronterizo con Egipto.
  • P: ¿Cómo afrontan las familias desplazadas la escasez de alimentos?
  • R: Las familias desplazadas que no residen en los refugios de evacuación designados son las más afectadas por la distribución limitada de ayuda. Algunas familias han recurrido a compartir recursos, pero persiste la preocupación por aquellos que no pueden sustentarse a largo plazo.

Fuentes: Fuente de ejemplo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *